Lost Legacy se encuentra ambientado en el espacio temporal de un futuro cercano, pero en un diferente plano espacial. En su estado actual se divide en 7 reinos, 6 de los cuales están alimentados por huevos de dragón que proveen energía a sus tierras y, el central. Nemereth, recibe la energía sobrante de todos los demás. Los huevos aportan cualidades que podrían considerarse, por si solas, positivas para las personas que allí viven, pero también aportan su lado negativo, obsesivo y extremo de cada uno.

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Respeto a los antepasados
Miér Mayo 22, 2013 5:46 pm por Merceron

» The Last Chapter {Afiliacion Elite}
Vie Mayo 17, 2013 6:29 pm por Invitado

» Digimon Tamers, Comienza tu aventura (élite)
Vie Mayo 17, 2013 8:45 am por Invitado

» Ramna Kalesh
Miér Mayo 08, 2013 10:45 am por Nosh

» Pide rol
Lun Abr 01, 2013 5:21 pm por nedesidere

» Kuroi Karasu Foro de Rol [+18] [Afiliación Elite]
Mar Mar 26, 2013 6:41 pm por Invitado

» SE PODRIA DECIR...
Dom Feb 17, 2013 3:53 pm por nedesidere

» UN TRAMO OBLIGADO
Dom Feb 17, 2013 3:48 pm por nedesidere

» Registrar avatar (OBLIGATORIO)
Vie Feb 15, 2013 5:30 pm por Ivan Krhimt

» Feliz Cumple user de Aryana!!!!
Jue Feb 07, 2013 3:19 am por Aryana





PJ MASCULINO
--
PJ FEMENINO
--
NARRACIÓN
--























40 por 40 40 por 40



Lost Legacy está bajo la licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. El contenido del foro: Imágenes, Historia, Personajes y Nombres son propiedad intelectual exclusiva del foro,cualquier intento de plagio parcial y/o total del contenido de este foro será denunciado de inmediato y sin previo aviso a ForoActivo.
La trama del foro así como los PJ Cannon, el Bestiarios y otras historias son originales y derecho de Marcos Gabriel Berengeno (Merceron). Cualquier copia total o parcial de sus ideas será denunciado.
Creative Commons License


Respeto a los antepasados

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

{Libre} Respeto a los antepasados

Mensaje por Merceron el Mar Oct 30, 2012 9:18 pm

Merceron ingresó en el templo eregido en honor a su difunto padre para presentar los respetos a sus antepasados, a su hermano y a su prometida.

Al entrar al templo se sintió nuevamente agobiado por esa clásica atmósfera asfixiante: no es que el templo estuviese sucio, no había humedad y habían muchas entradas de aire. No, el problema siempre era otro: los recuerdos.
Por más alejados de su mente que intentara mantener los recuerdos, no podía evitar que sus sentidos tuvieran su propia memoria: los olores, los sonidos, el aire... Todo hacía recordar a quienes no estaban ya a su lado, todo lo presente en ese bello templo que, si bien fue fundado en honor a su padre, estaba preparado para que todos los habitantes de Ehren pudiesen presentar sus respetos a los difuntos allí, en donde, desde la ventana principal, podían admirarse las Islas Boreales, lugar a donde eran enviados los muertos en una balsa para que pudiesen pasar al Campo Negro; Por este motivo el templo fue levantado en la costa de Ehren.

Caminando y admirando el edificio, su arquitectura y su decoración con un amplio nivel cultural, leyó en una viga que cruzaba sobre la ventana principal un manuscrito que rezaba: "Las auroras boreales sirven de puente tanto al Campo Negro como al Reino Celeste: llegada el alma al final del mar será juzgada no solo por su vida, sino también por lo que creó y destruyó en ella; Así se decidirá su destino, el de un dios o el de un demonio, ya que cada uno decide a donde irá al finalizar su existencia en Nem E´ Dour..." terminó en voz alta, admirado, pero no se dió cuenta que alguien, a su lado, leía y recitaba al mismo tiempo que él, por lo que volteó, claramente avergonzado...
avatar
Merceron



Mensajes : 20
Puntos : 15
Inscripción : 11/05/2012


Edad : 34
Orientación sexual : Heterosexual
Pareja actual : Ninguna
Ocupación : Ninguna


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

{Libre} Re: Respeto a los antepasados

Mensaje por Ramna Kalesh el Sáb Mayo 11, 2013 2:11 am

Otra vez, como todas las veces en que contemplaba el mar experimentó una sensación intimidatoria en su estomago. La intimidaba tanta grandeza y fuerza ¿Que habría mas allá de aquella masa azul que se perdía en el horizonte? Ramna olfateo el aire marino y ojeo por un instante a las lejanas islas que adornaban el horizonte, junto a ellas unas voluminosas nubes de tormenta que a la distancia parecían torpes y lentas se desplazaban velozmente hacia el continente.
Una fuerte briza removió los cortos cabellos de la chica, esta observo como en la costa los barcos pesqueros regresaban alarmados por las nubes. Los pescadores le parecían fascinantes, eran fuertes y sabios y conocían el mar al cual le atribuían la figura femenina, en ocasiones Ramna acudía a una pequeña taberna construida sobre las rocas marinas a escuchar sus historias. No era tarea fácil, entraba al establecimiento mucho antes que los pescadores, ordenaba una cerveza que generalmente no bebía y esperaba paciente y callada, recolectando datos como mera espectadora. Sabía que los hombres que allí se reunían eran oscos con los extraños, los entendía porque llevaban un estilo de vida parecido que era solitario y austero. Suponía que la mejor estrategia para estar allí sin llamar demasiado la atención era permanecer callada y alejada, aunque en verdad solía causar el efecto contrario puesto que generaba mayor curiosidad entre los clientes. De todas formas a pesar de ser una foránea seguían permitiendo que estuviese allí, quizás por esta misma curiosidad que sentían de saber quien era, porque se hubiesen acostumbrado e ella o por las cervezas que compraba, el echo es que por el momento nadie le había increpado por sus motivos para estar allí.

De todas formas sus visitas a aquel lugar solían ser esporádicas, la mayoría de las veces iba para observar el océano y dibujar. Su abuela le había literalmente obligado aprender para que pudiese registrar de forma correcta el hallazgo de una nueva planta u animal que pudiese tener interés medicinal u alimenticio. Ramna se desenvolvía bastante bien y dibujaba cualquier cosa que pudiese ser de su interés, paisajes, animales, rocas, rostros, en fin lo que fuera.
Justo entonces se hallaba dibujando las islas Boreales cuando una solitaria gota cayo sobre el papel raído que sostenían sus manos. Era de esperarse esas nubes no prometían otra cosa que no fuese agua, despego la vista del papel y ojeo el cielo una vez mas, ahora una masa negruzca lo cubría por completo, solo era cuestión de tiempo para cayese un aguacero.
Rápidamente busco un lugar para refugiarse, no lejos de allí había un enorme templo que parecía una buena opción para no mojarse, al parecer estaba abierto para todos. Ramna había observado en repetidas ocasiones a personas que entraban aparentemente rezando u cargando ofrendas, parecía ser un lugar para recordar a los difuntos.
A ella no le interesaban esas cosas, creía que sus muertos estaban en las estrellas y cuando deseaba recordarlos solo las miraba, desconocía muchas de las creencias que la mayoría de los ciudadanos de Ehren tenían.

Se apresuró hacia el edificio, la decoración de afuera era increíble si a Ramna le interesasen mas las cuestiones arquitectónicas seguramente se hubiese maravillado por la simetría y detallismo de la fachada. Dentro el grosor del techo no dejaba escuchar lo que aun era una fina y espaciada llovizna en el exterior, el lugar era amplio y iluminado, la chica dio una ojeada curiosa a su alrededor.
El silencio reinaba allí, parecía que no hubiese nadie ademas de ella misma, por lo que ya se disponía a curiosear con mas libertad (lo cual por supuesto incluía tocar cosas que no debería) cuando vio a una persona. Estaba de píe frente a una gran ventana admirando lo que parecía ser un manuscrito que colgaba de una viga ¿Porque sería tan trascendental ese papel como para ponerlo en un lugar tan destacado? Obviamente lo trascendental no era el papel sino lo que estaba escrito en él pero a la distancia que se encontraba no podía leerlo. Silenciosa y despreocupada se acerco hacia la viga intentando vislumbrar mejor las palabras, cuando estuvo lo suficientemente cerca se detuvo balanceándose levemente sobre si misma y observo al hombre que estaba adelante suyo por unos segundos. Luego alzó la vista y leyó en voz alta pero susurrante las palabras del papel, se dio cuenta de que el hombre había echo lo mismo y este se volvió al instante para ver quien estaba a sus espaldas. No había hostilidad en su rostro pero Ramna dio sorprendida un pequeño traspié que la obligo a retroceder levemente, casi de forma automática retrocedió unos dos pasos mas para tener entre ellos una distancia que fuese mayor al tamaño de una espada. No es que el hombre fuese a atacarla pero era un reflejo que había desarrollado con los años, en la montaña la excesiva confianza podía ser mortal y la chica había entrenado a su cerebro para ser precavido.
Miró por un momento de forma desconfiada al hombre, este a diferencia suya solo podía verle los ojos, puesto que la muchacha estaba envuelta prácticamente de píes a cabeza por una gran piel negra que antaño había pertenecido a un oso. Ramna se percato en aquel momento de que debía de verse bastante sospechosa puesto que su indumentaria útil en lugares ventosos no era la mas común en los ciudadanos de los alrededores. En ocasiones las personas desconfiadas ordenaban a los guardias que la siguiesen mientras estaba en el distrito, o incluso habían llegado a echarla de ciertos locales porque a los comerciantes no les daba “buena espina”. Bueno, estaban en su derecho pero ahora que había comenzado a llover fuertemente seria un verdadero fastidio si decidiesen por algún motivo despacharla del templo.

Por una vez se “esforzó” en no parecer maleducada y comenzó aclarándose la garganta – He interrumpido tus ritos – dijo como una afirmación– lo siento – agregó bajando un poco la cabeza.
No sabía que aquello que estaba haciendo el hombre difícilmente se llamase “rito” ni tampoco sabía que estaba frente al rey de Ehren. Simplemente dio el asunto por zanjado y se sento sin miramientos en el suelo para vislumbrar con las piernas cruzadas la lluvia que caía a través de la ventana. Probablemente aquella actitud no era bien vista puesto que después de todo estaba en un templo, pero su falta de tacto le impidió considerar siquiera esa posibilidad.
avatar
Ramna Kalesh



Mensajes : 5
Puntos : 7
Inscripción : 18/10/2012


Edad : 19
Orientación sexual : --
Pareja actual : Ninguna
Ocupación : Ninguna


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

{Libre} Re: Respeto a los antepasados

Mensaje por Merceron el Miér Mayo 22, 2013 5:46 pm

Merceron se sorprendió al voltear y ver a una persona totalmente cubierta por pieles ajadas de animales irreconocibles. Al principio pensó en ponerse en guardia y lo hizo saber inconscientemente, a lo que la otra persona retrocedió.

En ese momento no supo por qué motivo no atacó al misterioso, tal vez descubrió en sus ojos algo más de lo que su apariencia mostraba.

"Sí... Esos ojos... Tienen una historia, algo para contar..."

El misterioso carraspeó, sacándolo de sus pensamientos. En ese momento descubrió que en realidad estaba tratando con una mujer joven.

-He interrumpido tus ritos... Lo siento...- Se disculpó la joven, acto seguido se sentó en el suelo del templo cruzando las piernas, dando el asunto por terminado.

Merceron no pudo evitarlo y rompió a reír estruendosamente.

- ¡Descuida! No estaba realizando ningún rito, esas cosas no me gustan... - Aclaró al final- De hecho sólo vine a presentar respetos a mis antepasados y me distraje leyendo ese manuscrito- Terminó señalándolo, dándose cuenta que no tuvo mucho sentido explicárselo, ya que ella también lo estaba leyendo.

Despertó una gran curiosidad por la joven, la cual parecía no reconocerlo, lo que le agradaba. Sin embargo por sus actitudes sospechaba que podría ofenderse fácilmente si no tenía el suficiente tacto, así que decidió iniciar una conversación tranquilo pero decidido.

- ¿Y usted? ¿Tiene algún antepasado al cual recordar? O... ¿Sólo está aquí por turismo? Este templo ha sido levantado en honor al padre del actual rey de Ehren, y está aquí para que todos los habitantes de Nemedur puedan recordar a aquellas personas que amaban... - Explicó no pudiendo evitar mostrar un dejo de tristeza en su rostro, al darse cuenta de su actitud se volteó y continuó con su explicación- ¿Ve aquellas islas? Son las Islas Boreales... Los habitantes de Ehren tienen la costumbre de embarcar a sus seres queridos en una balsa y dejar que la corriente los arrastre hacia las islas... Es una manera de honrarlos y de permitirles llegar a su juicio final en el que, como dicta el manuscrito, decidirán qué fueron en vida y en donde merecen descansar...- Se detuvo en seco, se dio cuenta que su receptora tal vez estaría aburriéndose con su papel de guía excesivamente amable.
avatar
Merceron



Mensajes : 20
Puntos : 15
Inscripción : 11/05/2012


Edad : 34
Orientación sexual : Heterosexual
Pareja actual : Ninguna
Ocupación : Ninguna


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

{Libre} Re: Respeto a los antepasados

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.