Lost Legacy se encuentra ambientado en el espacio temporal de un futuro cercano, pero en un diferente plano espacial. En su estado actual se divide en 7 reinos, 6 de los cuales están alimentados por huevos de dragón que proveen energía a sus tierras y, el central. Nemereth, recibe la energía sobrante de todos los demás. Los huevos aportan cualidades que podrían considerarse, por si solas, positivas para las personas que allí viven, pero también aportan su lado negativo, obsesivo y extremo de cada uno.

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Respeto a los antepasados
Miér Mayo 22, 2013 5:46 pm por Merceron

» The Last Chapter {Afiliacion Elite}
Vie Mayo 17, 2013 6:29 pm por Invitado

» Digimon Tamers, Comienza tu aventura (élite)
Vie Mayo 17, 2013 8:45 am por Invitado

» Ramna Kalesh
Miér Mayo 08, 2013 10:45 am por Nosh

» Pide rol
Lun Abr 01, 2013 5:21 pm por nedesidere

» Kuroi Karasu Foro de Rol [+18] [Afiliación Elite]
Mar Mar 26, 2013 6:41 pm por Invitado

» SE PODRIA DECIR...
Dom Feb 17, 2013 3:53 pm por nedesidere

» UN TRAMO OBLIGADO
Dom Feb 17, 2013 3:48 pm por nedesidere

» Registrar avatar (OBLIGATORIO)
Vie Feb 15, 2013 5:30 pm por Ivan Krhimt

» Feliz Cumple user de Aryana!!!!
Jue Feb 07, 2013 3:19 am por Aryana





PJ MASCULINO
--
PJ FEMENINO
--
NARRACIÓN
--























40 por 40 40 por 40



Lost Legacy está bajo la licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. El contenido del foro: Imágenes, Historia, Personajes y Nombres son propiedad intelectual exclusiva del foro,cualquier intento de plagio parcial y/o total del contenido de este foro será denunciado de inmediato y sin previo aviso a ForoActivo.
La trama del foro así como los PJ Cannon, el Bestiarios y otras historias son originales y derecho de Marcos Gabriel Berengeno (Merceron). Cualquier copia total o parcial de sus ideas será denunciado.
Creative Commons License


Trama del foro

Ir abajo

Trama del foro

Mensaje por Administración el Mar Mayo 15, 2012 12:23 pm


LOST LEGACY
EL LEGADO PERDIDO

Creado por Sprim, para Sourcecode @


"El siguiente texto ha sido el producto de las investigaciones de Mandus Wood"


"Hace tiempos inmemoriales existía sólo 1 reino, Nemedur, una gran cadena de fortalezas que brillaban al amanecer y oscurecía en la contraluz del ocaso sobre un gran prado lleno de vida y prosperidad. Todos los habitantes del único reino, producto de la reunión de tribus nomades de hace miles de años y el esfuerzo en conjunto de todos sus habitantes, se sentían en una perfecta armonía con sus alrededores. Hacia el oeste brillaban los campos de Atma y, más allá y cerca del mar, se encontraba la gran selva de Ehren, con sus míticas Islas Boreales; Al sur uno se perdía en la belleza de los bosques de Lizeorion, pero no sin antes atravesar el infinito desierto de Bestore; Más allá de Lizeorion, hacia el este y divididos por las Montañas de Cobre, el bosque de plata y el Río de Oro, se hallaba la hermosa Asharot, la tierra más rica y profunda de todos los alrededores; Finalmente, al este de Bestore se encontraban las nobles y respetables montañas de Primith, tan viejas como eternas, rodeadas de prados de pastizales en los que, se dice, bajaban los dragones celestes de su reino entre las nubes para informar su voluntad.

En uno de esos descensos el Rey Erste, soberano de Nemedur y conocido por su firmeza, se vió perdidamente enamorado de un ángel celeste: Seufir. Estos ángeles, en apariencia de una belleza indescriptible y una personalidad que irradiaba una infinita paciencia y comprensión, eran en realidad dragones que, con una furia castigadora, podían cambiar de apariencia y juzgar a todo aquel que fuera en contra del Mandato Celeste y la Palabra del Rey. En cuanto a las razones por las que se concretó este amor imposible hay muchas teorías: algunas dicen que el Rey Erste, al caer en una enfermedad mortal y sin herederos, recibió los cuidados de este ángel para que pudiera continuar el legado y los efectos de sus personalidades magnéticas no se hizo esperar; Otra teoría explicaba que el mismísimo Gran Dragon Celeste fue el que ordenó a esta enviada de los cielos a darle herencia al exigente rey. En todo caso, esta última teoría es contradictoria con lo consiguientes sucesos de esta unión: Seufir fue expulsada para siempre del reino celeste por contraer matrimonio con el Rey Erste y, como castigo, sufrió una maldición que aún hoy se recuerda: "(...) Y por tus calumnias te volverás más fertil, y debido a tu falla y tu traición concebirás 6 hijos, tu parto será el más doloroso jamás escuchado, tus fuerzas flaquearán y morirás de un dolor que te acompañará al eterno Campo Negro de las almas cegadas, siendo la única rosa entre tanta espiga (...)" (El Campo Negro se refiere al mundo de los muertos en pena).

La maldición se cumplió. Seufir concibió 6 inmensos huevos que traerían al mundo bestias horripilantes (por no ser producto del reino de los cielos), mitad hombres mitad dragones, de no haber sido por el amor de su madre que, con las últimas fuerzas, concedió poder divino a sus hijos para luego fallecer. Esto enfureció al Gran Dragon Celeste aún más por lo que no solo castigó a los herederos de Seufir, también castigó al pueblo: a sus herederos los maldijo para que su primera cría no diera a luz jamás, haciendoles sentir así la perdida de un hijo que el mismo sufrió; Al pueblo lo castigo con la pena más grande: Pudrió sus campos, secó sus árboles, volvió tundras inhabitables a las montañas, el sol que iluminaba los desiertos ardió, cubrió los cielos de nubes oscuras y tormentosas y llenó Nemedur y sus alrededores de bestias agresivas y de un aspecto que sólo se refleja en las peores pesadillas. Al realizar esta tarea se presentó ante todos los mortales en pena y les dijo "El único causante de su dolor es su amado Rey, respondan ante él con sus amenazas y no ante mí con sus plegarias...". Tras esto cerró el paso de Nemedur al Reino Celeste para siempre.

Las quejas y rebeliones no se hicieron esperar. Finalmente, Nemedur estaba sumido en un caos político, económico y geográfico.
En ese tiempo oscuro nacieron los herederos de Seufir, y su padre decidió nombrarlos por las bellezas que en algún tiempo cubrieron Nemedur: Atma, la mayor, era una aventurera guerrera que se preocupaba más por cual sería su próximo trofeo de caza que los asuntos del reino; Ehren, el más responsable de los hermanos y heredero al trono; Asharot, un joven noble que se preocupaba por los pesares de su pueblo; Primith, la más espiritual, en su vida se esforzaría por obtener el perdón del reino celeste; Lizeorion, el más culto y también menos comprendido, vivía internado en las biblitecas; Finalmente, Bestore, el más atrevido, despistado y juguetón, que le causó más penas que glorias a su hermano Ehren, quien debía hacerse responsable de sus actos. Estos "sextillizos" (los huevos fueron eclosionando en diferentes días a pesar de haber sido concebidos al mismo tiempo) fueron la nueva luz del reino, cada uno a su manera fueron resolviendo problemas y trayendo esperanzas en el orden político por el que alguna vez se habían visto traicionados.

Atma creó el primer ejercito civil, que luego se convertiría en el imperial, para combatir monstruos y fue el que más progresos logró a nivel bélico.
Ehren reincorporó en la pobalción el sentido de honor, arraigamiento y patriotismo.
Asharot enseñó a cultivar la tierra, a salvar las semillas y a luchar contra las inclemencias del clima.
Lizeorion fomentó el interés en el estudio y en el análisis para la posterior solución de los problemas. Fue uno de los primeros en recuperar el interés en la investigación y el almacenamiento de los resultados obtenidos en libros y bibliotecas.
Bestore logró recuperar los oficios largamente olvidados por desinterés y mejoró la economía del reino, más alla de los problemas que causó.
Pero habían problemas de mayor indole que debían ser solucionados: los problemas en la relación con el Reino Celeste, causantes de todo este mal. Ese problema lo resolvió Primith: Luego del nacimiento de "su primer hijo" (fue la última en concebirlo, luego de Bestore) y descubrir lo cierto de la maldición cayó en una profunda depresión, más fuerte incluso que su temple mental. Esto no pasó desapercibido para los habitantes del reino superior, ya que tenían en estima a Primith debido a que era la más espiritual del reino, y quien más fe tenía en ellos. Resolvieron convocarla el cerro más alto de la cadena montañosa de Primith: Garusdor. Allí fue por orden divina, solo con la ayuda de sus más fieles seguidores.

Al llegar ella preguntó, agotada y al borde del colapso, porqué el pueblo debía sufrir los errores de sus padres; Sorprendidos, los dioses preguntaron acerca de la tristeza suya y de sus hermanos por su perdida, a lo que Primith contestó que en primer lugar ellos nunca deberían haber nacido, la posibilidad de tener herederos aún era un regalo, pero no podía aceptar que crecieran en un mundo en el que solo había dolor y angustia. Estas fueron las últimas palabras de Primith.
Tras estas palabras los Dragones llegaron a una desición: Cada uno de los huevos sin nacer del reino de Nemedur darían las distintas energías perdidas al reino, con esto, aplacarían una maldición con el producto de otra. En cuanto a Primith, fue ascendida a los cielos por un halo divino, y de su cuerpo muerto se erigió el Templo Máximo de Primith, del cual solo los maestros que la acompañaron conocen su ubicación exacta y cómo entrar.

La vida y la paz volvió a Nemedur, pero según los maestros de Primith sufrió una perdida invisible: en sus sueños fueron informados del abandono de los Dragones Celestes al pueblo de Nemedur. No se sabe exactamente a donde fueron, lo cierto es que nunca regresaron al Reino Celestial ni a Nemedur, dejando en claro que los favores y rencores celestiales fueron perdidos para siempre.
Luego de un tiempo los reyes de Nemedur se vieron en una disputa: Desconociendose el verdadero porque decidieron separarse, llevandose a sus seguidores a los diferentes puntos de Nemedur que portaban su nombre. Los huevos, que estaban todos juntos en una sala real y que alimentaban el reino y sus alrededores, fueron retirados y separados, cada rey se llevó su propio huevo y lo depositó en una edificación característica.

En Atma el huevo rojo fue depositado en el primer cuartel.
En Ehren el huevo blanco fue depositado en el palacio real.
En Asharot el huevo esmeralda se depositó en un altar, se ignora la posición actual de este, salvo por los dragones de la Secta Raíz.
En Primith el huevo violeta se encuentra en el Templo Máximo de Primith.
En Lizeorion se dice que el huevo azul se instaló en primer lugar en el capitolio, pero que se movió a una posición hoy en día desconocida.
En Bestore se colocó el huevo dorado sobre una columna en el primer mercado, pero debido a la creciente ola de bandalismo y saqueo fue removido a una posición desconocida.

Los diferentes reinos fueron creciendo en un odio mutuo por una raíz que hoy en día se desconoce, pero hay teorías sobre las causas que provocaron la separación de los reyes, sus seguidores y sus descendientes: Una teoría dice que uno de los reyes (no se sabe cual) asesinó al rey Erste, y debido al misterio y la desconfianza que esto generó decidieron separarse por las buenas antes que recurrir a una ejecución injusta. Otra que sus fuertes personalidades y áreas de desempeño eran incompatibles, y que por el favor de sus seguidores no pudieron seguir cooperando. Algunos dicen que dragones celestes sobrevolaban Nemedur el día en que decidieron separarse los reyes, otros juraban que dentro de las fortalezas había un conflicto, otros juraban que los dragones no eran celestes, sino negros, y hasta incluso plateados, con ojos dorados que resplandecían destruyendo las fortalezas. Finalmente, al separarse hubo una paz relativa y un difícil ascenso económico, político y social, hasta que se iniciaron los conflictos bélicos entre los reinos. Cinco generaciones después se desconoce que fue lo que separó los pueblos, pero se sabe que los une: la guerra.

En cuanto a las tierras del norte olvidadas, debido a la falta de influencia directa de un huevo fue perdiendo mucho poder energético: Sus prosperos campos se volvieron pantanos y cienagas repletas de olor a muerte e infertilidad. Nubes negras de tormenta constante y polución cubrieron de polo a polo esta alguna vez memorable tierra.
Sin embargo no estaba deshabitada: de la nada, comenzó a surgir un nuevo orden, un nuevo reino, una tribu que ocupó las fortalezas inexpugnables y gastadas de lo que alguna vez fue la capital de Nemedur. Pero ya no era Nemedur, su nombre se vió modificado por los otros reinos debido al temor que infundaba su misteriosa presencia: Nemereth.
Nem E´ Dour era el nombre del reino, su significado en idioma antiguo es "Reino De Dragones". Su nuevo nombre, Nem E´ Reth, también encuentra su significado en el idioma antiguo: "Reino De Sombras".

Sus habitantes, los nemerianos, odian el mundo en que se encuentran, odian el sitio en el que habitan y están dispuestos a destruir los demás reinos por motivos que solo algunos pocos conocen.
Los nemerianos son concientes de la verdad, a diferencia de los habitantes de los otros reinos, incluídos los reyes. Ellos no pertenecen a Nemedur, ellos nacieron en otro planeta mucho más avanzado tecnológicamente: Tierra.
Llegaron a Nemedur por medio de portales abiertos gracias a tecnología avanzada, ya que, en realidad, la Tierra es la contraparte de Nemedur en diferentes planos espaciales, como un espejo de dimensiones paralelas, dos caras de la misma moneda.
Pero la Tierra está en un estado deplorable: todo su mundo es como Nemereth, fue castigado por sus habitantes y sobre explotado hasta convertirlo en un planeta muerto.
La única manera de acceder a Nemedur desde la Tierra, y viceversa, es utilizar la tecnología de portales en lugares donde la energía esté en niveles altísimos y concentrados, eso logrará campos magnéticos invertidos y se podrá acceder de un mundo al otro. Pero sólo hay una manera de lograrlo; Una única manera en que los nemerianos podrán volver a su hogar y regresar con toda su furia arrazadora sobre todo Nemedur: deben volver a juntar todos los huevos alrededor del portal.
Así fue como llegaron, así es como volverán. [...]"

"Este fue el último texto escrito por Mandus Wood en su diario, posteriormente desapareció junto a sus registros.
En la actualidad se lo dió por muerto, y sus registros acerca de la verdad sobre Nemereth y su gente se creen perdidos para siempre..."


​​​​​​​
​​​​​​​
avatar
Administración



Mensajes : 17
Puntos : 40
Inscripción : 23/04/2012


Edad : 0
Orientación sexual : --
Pareja actual : Ninguna
Ocupación : Ninguna


Ver perfil de usuario http://lostlegacyrpg.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.